Mi libro

“Si Bon Jovi canta en español, yo puedo, tranquilamente, publicar un libro” leía una postal que encontré a mi paso por diversas oficinas gubernamentales el día de hoy. El mundo no deja de sorprenderme. En cada rincón hay sorpresas y se aprenden cosas nuevas. Yo en lo personal estoy contento porque la vida me ha llevado por un camino que me obliga a aprender cada día. En ese sentido, todo lo que hago en un día común es interesante, pues como diría C., es un aprendizaje. Supongo que algún día tendré que escribir mi libro al respecto (¿?)

También hoy adopto una nueva etiqueta (¡a los humanos nos encantan!) para los momentos de relación. Viviendo juntos separados (VJS) es, definitivamente, una opción que surge en un mundo distinto. Es decir, cuál es el objeto de perder el espacio propio si aún así podemos establecer relaciones estables y vernos los fines de semana. Además, en caso de pelea uno simplemente corre hasta su casa. L. me contaba el otro día de una pareja que compró dos casas vecinas y que unieron por detrás en un patio común. Entonces, sin importar si una era una desordenada (ehem, bueno, digamos con un orden particular) o el otro un obsesivo de la limpieza, viven juntos y tienen el espacio propio que cada uno de nosotros necesita. Una cosa es pasar con alguien un fin de semana y otra cosa es que ella se mude y esté como moco las veinticuatro siete.

Entré a la página web de Itunes y me llevé tremenda sorpresa después de harto recorrer hasta su último rincón. ¿Sabían ustedes que ya existen vibradores como accesorios al Ipod? OhMiBod es la invención sexual para parejas con ritmo. Y es que tenemos que admitirlo, nadie nos conoce a nosotros como nosotros mismos. Por ello, la masturbación representa una excelsa forma de conocernos, de experimentar cómo se siente nuestro cuerpo en determinadas situaciones y qué nos gusta y qué no. Algunas cifras reflejan que el 90% de los adolescentes lo hacen y alrededor del 98% de los hombres adultos lo han hecho alguna vez en su vida. También se dice que las nenas no se quedan atrás pues el 66% de las mujeres adultas se masturban al menos ocasionalmente. Sin embargo, la realidad es que nadie sabe números certeros. Kinsey, hace algunos años, sorprendió al mundo con sus reportes, pero en especial abrió un mundo de dudas para los estudiosos.

Nunca he entendido del todo por qué las mujeres suelen masturbarse menos que los hombres. Intuyo que es cosa de educación y de tabú social. Que pena, pues es un acto natural que en mi opinión todos y todas debieran de gozar cuando les venga en gana. Solos o acompañados. Para eso aparecen juguetitos como este vibrador que, según la página, hace que nunca más puedas escuchar la música de la misma manera. Lo anterior se debe a que el consolador funciona dependiendo de los ritmos y pausas de la canción que se toca. Además, la intensidad puede ser manipulada con la banda para el sonido. Muchas mujeres parecen estar muy entusiasmadas y otras tantas corren a casa a enseñar la nueva canción que bajaron por el ordenador a sus esposos o novios. ¡Resulta también que hay DJs que mezclan especialmente para el aparato!

Alégrense todos aquellos que piensan acerca de su cuerpo en términos de amistad y lo consideran su compañero más generoso; aquellos que se complacen con sus apetitos antes que avergonzarse de ellos.

Tenacious, ¿a dónde iremos a parar?
Yo por lo pronto tal vez me animo a regalarle uno a la güera, pa' que ya no se acongoje.

3 comments:

Ceci said...

Quite interesting...lol :)

... said...

Si quieres te compro a ti uno tambiçen, pa que no se me ponga celosa.. :?

Ceci said...

Sure :)