¡FARSA!

Al tiempo que enciendo un copal que llena el edificio entero de buena vibra, pero a sus habitantes de mala porque los enfurece (me imagino, no me lo dicen), pongo un poco de música árabe tipo remix con influencias flamencas y de salsa cubana pero todo cantado en francés y me siento a meditar, me rasco la cabeza pensando qué carajos será la globalización y el entendimiento del misticismo dentro de ésta. No me queda nada claro, pero no me preocupa porque estoy seguro de que todo es una Farsa; la política, los políticos, el ciego de la esquina, el adoquín nuevo de Mazatlán, la risa que hago cuando estoy enfurecido por dentro, la mentira vil del amigo que se fue a comer con sus papás y los precios que aparecen en el menú del restaurante al que fui a comer en Polanco que pretenden justificarse con las leyes de la oferta y la demanda capitalista cuando en realidad no son más que pretensiones baratas de los afortunados por el capitalismo, o lo que es lo mismo, las ratas despiadadas. El cielo está gris, triste y el día es caliente por el cambio climático, seguro que eso también es una completa farsa y por dentro Madre Tierra se esta regodeando de felicidad, nada más no nos lo dice. Repito: todo es una farsa.

1 comments:

Bernardo said...

Genial! Aunque es una farsa (igual que este comentario!)

Saludos