Baila al andar

Bonito es caminar, pensar, filosofar y darse un poco de tiempo para estar con uno mismo. Desperté temprano, fui a la esperada muestra de arte Persa que tenemos en la bella ciudad y después caminé por Reforma y por la Roma. Había que ir a pagar la luz, pues si no, podía llegar a prescindir de ella, no voluntariamente. Después regresé y comí bien. En el camino pensé, como ya expuse, lo bonito que es caminar y estar con mi mismo. Me hice la firme promesa de este año intentar salir más, aprender, conocer de este lindo y monstruoso galimatías en el que vivo. A la bien, ahora voy a comprar libros; no es que quiera andar solo por la vida, es simplemente que no me frustro en el pensar que necesito de la otredad para poder hacer lo que yo gusto y deseo. También porque ninguno de mis amigos está interesado en despertarse temprano e ir a museos en vacaciones.


¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mí me costó vivir más de lo debido. Juan Rulfo

2 comments:

Ceci said...

no generalices...yo con gusto te habría acompañado a ver, una vez más, la exposición y poderla disfrutar, en esta ocasión, sin tanta gente, pero no estaba en la ciudad...ya será para la próxima :)

Maria Jose said...

ouch.. enjoy